Sorghum spp

21 de septiembre de 2011

Fecundación del Sorgo

Las plantas autógamas son aquellas que se reproducen sexualmente por autofecundación. La autogamia puede deberse a un mecanismo floral de cleistogamia, por el cual las anteras liberan el polen sobre el propio estigma, que está receptivo, con la flor cerrada. De esta manera se evita la entrada de polen extraño.
Las poblaciones de plantas autógamas consisten, generalmente, en una mezcla de líneas homocigotas. La proporción de polinización cruzada natural dentro de las especies autógamas puede variar de 0 a 5%. En otras plantas no existe este mecanismo floral, las flores se abren, pero la proporción de fecundación cruzada puede ser tan pequeña como en las cleistógamas. Es el caso de las chasmógamas; como la planta de sorgo.
el sorgo produce flores chasmógamas en la base y centro de la panícula y cleistógamas en su extremo bajo condiciones de stress.


En cada ciclo generacional de las plantas reproducidas por autofecundación, la proporción de heterocigosis se reduce en 50%, en tanto, que los homocigotos aumentan en la misma proporción. Así, después de varias generaciones se formaran líneas puras que reproducen sus características a través de las semillas, es decir, que dentro de una línea pura no existirá variación, debido a que ha alcanzado la homocigosis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada